La proyección de la visión es una herramienta que nos asiste en la definición del futuro inmediato y en el largo plazo, traduciendo la pirámide de tendencia y sus diversos niveles en función de los intereses de cada organización en particular.

La visión cobrará un nivel inimaginable conocido hasta el momentos, ya que trabaja sobre niveles de gestión que las empresas hoy desconocen. Asegurando de esta manera una grado de sustentabilidad sin precedentes.

Desde ya nuestra herramienta modula los tres plazos estipulados por el cliente deviniendo de ella los procesos que son necesarios transitar.

Los talleres de Storytelling predictiva trabajan en línea con el módulo de predicciones sociales para construir una visión que opere bien en largo plazo, siempre y cuando vayamos actualizándola con los hechos que van apareciendo a lo largo del tiempo.

Para trabajar en el mediano plazo utilizamos la información que surje de la app y las redes sociales y las investigaciones propias los informes sobre comportamientos del consumidor que se discuten en las sesiones acerca de como se aplican a nuestras marcas. Finalmente, en base a las perspectivas del mercado, creamos diversos conceptos piloto que pueden ajustarse a las próximas demandas.

De esta manera, los escenarios para el futuro se canalizan paso a paso en estrategias observando como cambia el comportamiento del consumidor y los conceptos aplicables a corto plazo.

Pero el trabajo de Ideación y concresión de prototipos, aunque son la parte más divertida del proceso no lo son todo. Lo más difícil en nuestra experiencia es lograr alinear los recursos humanos para que estas propuestas se conviertan en una realidad armónica dentro de las organizaciones.

Todo el proceso ingenieril que sigue a continuación integra el aspecto humano y los mapas de flujo que suelen ser la tarea más ardua.

5 Actividades para mejorar el pensamiento de diseño

1. ¿Está tu visión centrada en el ser humano?

La gran visión del producto comienza con el propósito de mejorar la vida de las personas. Hacer toneladas de dinero para tu empresa no es una buena visión. La cuota de mercado o el precio de la acción no es una visión. Una gran visión debe entusiasmar a tus clientes. Se trata de pintar una imagen de un futuro más brillante para tus clientes. No es sobre ti. Se trata de ellos. Ponte en acción ahora mismo. Respondiendo a la siguiente pregunta ¿cuál es la importancia de tu visión para los clientes internos y externos?

2. ¿Tu solución disminuye el sufrimiento humano?

Crear un producto simplemente porque tiene una nueva tecnología genial no es una solución. Escuché esto descrito como una solución elegante en busca de un problema. ¿Quiénes serán los humanos que se deleitarán en intercambiar tiempo, dinero o energía por la solución que estarás presentando? ¿Los has escuchado? ¿Te has sumergido en su mundo para comprender realmente su dolor?

3. Diseña un experimento para probar tu valor.

Es posible que tenga el mejor equipo de productos del mundo. Incluso podría tener algunas victorias en tu haber. Pero tarde o temprano, ser inteligente y afortunado no garantizará el éxito. Tus prejuicios conformacionales y puntos ciegos te emboscarán cuando menos lo esperes. Un prototipo como tu vida depende de ello. Lleva esos prototipos a la naturaleza. Ponelos en contexto para que tengas los mejores datos posibles para validar tu trabajo.

4. ¿Has obtenido suficientes comentarios de las personas que cuentan?

Presenta tus productos frente a las personas que los usarán. No solo pruebes tu producto con usuarios internos y amigos. Las partes interesadas internas tienen grandes prejuicios y puntos ciegos. Sal del edificio. Descubre qué les gusta a los clientes reales y qué no les gusta. Escúchalos. No sientas nada de lo que te dicen como una amenaza. Agradece siempre y si no estás de acuerdo, solo vuelve a preguntar, pide detalles, para encontrarte con los fundamentos del otro. Las respuestas que te hacen sentir incómodo son las mejores respuestas. Luego ve a hacer mejoras y regresa para otra conversación.

5. ¿Que buscas hacer, resultados o productos?

Hemos pasado las últimas décadas mejorando el proceso del producto para mejorar el rendimiento (la experiencia del producto), pero la verdad incómoda es que no hemos dedicado el tiempo suficiente para mejorar el resultado (la experiencia humana). Los resultados son más difíciles de medir porque a menudo son cualitativos, pero aún así debe medirlos. Las consecuencias de tu trabajo son la verdadera medida de tu éxito.

La parte más difícil del pensamiento de diseño es también la mejor parte.

El verdadero trabajo duro para cualquier proceso de pensamiento de diseño es la parte de las personas. Podemos seguir iterando sobre las cosas del proceso, pero si no estamos hablando con los miembros del equipo, las partes interesadas y los clientes, no importará la cantidad de mejora del proceso.

Colaborar con humanos puede ser complicado, complicado y, a menudo, lento. Tienes que educar a las personas sobre lo que vas a hacer. No siempre estarán abiertos a ser educados. Invita a las personas que no desea invitar: los vendedores, los vendedores y los operadores. Tienes que invitar a todas las personas que tienen opiniones que no te gustan escuchar. Tienes que escuchar atentamente sus preocupaciones y sus perspectivas. Vas a escuchar muchas cosas que no te gustan. La gente dirá que sus ideas y procesos no funcionarán, pero la única forma de tener éxito es hacerlo de todos modos.

Hazlo de todos modos porque es ridículamente gratificante. Los líderes de productos que se mantienen cerca de sus clientes son mejores para entregar valor a sus empresas. Los equipos de productos que adoptan la diversidad interfuncional tienen más probabilidades de tener éxito en la producción de productos que los clientes realmente quieren usar. Los líderes de productos que duplican sus equipos y se mantienen cerca de sus necesidades ven altas tasas de retención y lealtad.

Haz el trabajo duro. Hablar con las personas. Estarás contento de haberlo hecho.

Una compilación de Fabián Sorrentino, en base a consejos de Richard Banfield. Richard es el CEO y cofundador de Fresh Tilled Soil, una firma de diseño de productos con sede en Boston. 

Artículos Relacionados

¿Cómo afrontar la resistencia a la Innovación?
El Modelo Cíclico de Heshof
Estableciendo un Modelo de Predicciones
¿Listo para el desarrollo de Nuevos Alimentos?
Packaging Orgánico
A %d blogueros les gusta esto: